Estás leyendo
Frikifood

Frikifood: Algunos de los platos más caros del mundo ( y claro… más frikies)

Según mi opinión, que vale lo que vale o sea seguramente nada, demasiado a menudo se confunde la alta cocina o la alta gastronomía o el comer bien, decidlo como queráis, con platos elaborados con determinados ingredientes, normalmente caros, y sobre los que existe cierto consenso, no se sabe exactamente porqué, que los platos que se elaboran con ellos son de forma directa y necesaria considerados de gran nivel, y por tan puede cobrárselos al precio que quieran, ya que se da por descontado que precisamente por la presencia de foie, caviar y/o langosta, para poner algunos ejemplos, tienen que ser caros sí o sí. Eso parte de un prejuicio, absolutamente estúpido, que tiende a asociar la buena cocina con el precio. Si lo hacemos con foie, es igual que el foie sea escabrosamente malo, como de rata, que también existe, el plato es cool y nos pueden violar la cuenta corriente, mentres que si por ejemplo lo hacemos con sardinas y el precio no está de acuerdo con lo que esperamos que valga un plato hecho con sardinas, sustancialmente menos, tenemos una curiosa tendencia a sentirnos estafados y a generar sentimientos homicidas hacia el cocinero. Para mucha gente, cualquier otra consideración queda absolutamente al margen, y en el extremo del frikismo están los horteras que si al pedir la cuenta la cosa no ha resultado extremadamente cara, va y te dicen que el restaurante no vale nada.
Lo que querría es ilustrar lo que ha quedado dicho en el párrafo anterior con algunos ejemplos de lo que he denominado frikifood, algunos de los platos más caros del mundo, una combinación, mejor dicho, una acumulación de ingredientes caros y exclusivos no sé si con sentido o no, ya que mi cartera no está lo bastante forrada como para haber podido probarlos, y por tanto responder a la pregunta clave en toda eso: ¿está bueno? Todos los ejemplos son reales y verificables. No me he inventado nada… aunque lo pueda parecer.

Los noodles más caros del mundo

Los noodles más caros del mundo

Sin lugar a dudas este plato es el menos freaky de todos los que vendrán, pero 110 $ por un bol de noodles en el restaurante Fujimaki Gekijyo de Tokio, quizás se puede considerar un pelo demasiado, cuando normalmente cuesta diez veces menos. La explicación, según el cocinero y propietario del restaurante, es que para hacerlos tarda tres días y tres noches, y sólo se pueden comer prevía petición. Para hacerlos, mezcla sopa china y unos 20 ingredientes más. Los noodles, en general, también tienen su versión fast food, y según su autor, estos no lo son. Estos son “cocina”. El cocinero justifica, pues, el precio en la cantidad de trabajo que le dan y, atención noticia, porque dice que seguramente la suya es la mejor sopa de fideos del mundo y que es mejor comer una vez esta sopa que 10 veces cualquier otra 10 veces más barata. Todos nosotros, lo hemos de reconocer, en su situación diriamos exactamente lo mismo.

El bocadillo de Selfridge’s, unos grandes almacenes de Londres

El bocadillo McDonalds del Selfridge's londinense

En nuestro país los grandes almacenes no son precisamente templos gastronómicos. En el Reino Unido, donde la tradición gastronómica es menor que aquí, sí. Los Food Halls de Harrods, en Fortnum & Mason y Selfridges hay una destacable oferta para comer, eso sí, siempre a precios poco solidarios. Por eso no es de extrañar que uno de los bocadillos más caros que alguien con hambre y dinero se pueda comer lo encontramos en el Selfridges de Oxford Street de Londres. Con hambre, porque este bocadillo tiene carne de buey de Kobe, foie fresco, mayonesa negra de trufas, queso brie de Meaux con leche no pasteurizada, rúcula, mostaza inglesa, mermelada de pimientos, y tomates cherry. Como diría Groucho Marx “… y un huevo duro”. Todo esto entre dos rebanadas de pan de masa agria fermentada durante 24 horas. Y con dinero porque sólo vale $ 150. En la web del Selfridge s no lo he encontrado en ninguno de los menús que hay, pero la foto deja constancia de que algún día este bocadillo se sirvió en ese lugar. Lo más divertido es que el bocadillo lleva el apellido del cocinero que lo creó Scott McDonalds. Uy, casi. I’m loving it.

La Richard Nouveau Burger, 175$ de hamburguesa

La Richard Nouveau Burger, de Nueva York

No me digáis que el nombre de esta magna haburguesa no os recuerda a la expresión nuevo rico. Y es lo que es: un plato para nuevos ricos. Os la podéis comer en el Wall Street Burger Shoppe de Nueva York. Los ingredientes son, buey de Kobe, foie, trufa negra en láminas y mayonesa dorada de trufa negra, porque tiene láminas de oro comestibles. Una horterada a 175 $ la ración. No la sirven con patatas fritas, pero siempre se pueden pedir, aunque corréis el riesgo de que os traten de ordinarios si pretendéis comer esta acumulación de ingredientes tan nobles con un acompañamiento tan poco a la altura.

Filete empanado de fast food a 219$ la ración

Schnitzel Gold

Las Schnitzel son una de las creaciones más conocidas y honestas de la cocina centroeruopea, especialmente de las areas de habla alemana. La conocida Wiener Schnitzel, de la que se tiene constancia como mínimo desde 1845. A pesar de las diversas elocubraciones sobre su orígen, pordría ser que fuera la cotoletta alla milanese, ha acabado siendo la forma tradicional de preparar la carne empanada de toda la vida.

Pero entonces llegan el señores de Schnitzel Huber, una cadena de comida rápida de Alemania y se inventan la Goldschitzel, al módico precio de 150 euros (219 $), donde la gracia no está en una calidad superior de la carne ni un rebozado en un aceite de oliva limpio y bueno (de hecho la Wiener se fríe en mantequilla clarificada), sino otra vez en ingredientes como crema de trufa blanca de Alba, queso parmesano, crema de queso untada, incrustaciones de trufa negra de verano y se acompaña de ensalada de patatas con olí de semillas de calabaza d’Estiria (ni más ni menos) y reducción de balsámico, decorada con oro de 24 quilates, ya me dirás a santo de qué. Todo este arsenal en manos de un fast food es para ponerse a temblar.

Bagel de trufa blanca del Westin New York Hotel, 1.000 $

Un bagel digno de la vitrina de Tiffany

Este plato seguro que ya no lo podéis probar. Sólo estuvo disponible para desayunar en el restuarante del Westin New York Hotel en Times Square hasta el 14 de diciembre del 2007. Sólo estaba disponible para desayunar o en el room service, aunque se tenía que encargar con 24 horas de antelación. Lo que lo hacía tan caro era que iba relleno de crema de queso con trufa blanca de Alba, semillas de goji infusionades con gelatina de Riesling y hojas de pan de oro. En su descargo, se tiene que explicar que todos los beneficios que se obtuvieron de su venta fueron destinados a Les Amis de Escoffier Scholarship Fund, una organización dedicadas a proporcionar becas por estudiantes de cocina

The Zillion Dolar Frittata

Una tortilla con caviar y langosta

Esta tortilla es el ejemplo de frikifood por excelència. La tortilla más cara del mundo con permiso de las que se hacen a la Mère Poulard, restaurante del Monte Saint-Michel. Seis huevos, una langosta y, atención, 10 onzas de caviar sevruga (unos 280 gramos). Pero se podrá ser cutre!!! Caviar sevruga, cuando todo el mundo sabe que el bueno y caro de verdad es el beluga. Un poco más y la hacen con osetra. La Zillion Dolar Frittata se puede comer en el Parker Le Meridien Hotel de Nueva York. Dejando de lado que seis huevos para una sola persona son un auténtico atentado terrorista para el hígado de cualquiera, 280 gramos de caviar de una sola sentada, ni que sea sevruga, son un exceso aunque seas miembro de la mafia rusa que deben ser los únicos con bastante dinero y estómago para pedirla. Y eso que la carta del restaurante donde se sirve, anima a hacerlo con un “Norma Dares you tono Expense This”. Para los más prudentes, o sea todo el mundo que no sea uno cafre descerebrado, existe la versión povera, que sólo cuesta 100 $, porque sólo lleva una onza de caviar. No hay que ser ningún genio para inferir que el precio desorbitado de la tortilla, que es más como una quiche, es a causa de una desorbitada cantidad de caviar que haría que Greenpeace montara una delegación permanente en las cocinas del Nora’s. A 65 $ la onza, que dice el chef que la ha perpretado que le cuesta, 10 onzas son ya 650 $. Por si alguien se atreve a hacerla en casa, aquí está la receta:
6 huevos
1 cda de cebollino picado
1 ½ cucharadas de mantequilla
1 langosta
5 cucharadas de crema de leche
10 onzas de caviar sevruga
Precalentáis el horno. Colocad la langosta entera en una olla de agua hirviendo. Hervir durante un minuto y a continuación poner la langosta en un baño de agua fría. Sacar la cola de langosta y sacar la carne del caparazón, manteniendo su conjunto. Sacad la carne de las pinzas y cortadla. Calentad ½ cucharada de mantequilla en una cazuela pequeña. Añadid la crema de leche y llevar a ebullición. Cocinar tres minutos mientras se remueve. Colar la salsa en un bol y reservar. Romped los huevos en un bol. Añadir el cebollino y la mitad de la salsa y batir con un tenedor. En una cazuela calentad ½ cucharada de mantequilla. Añadir la carne de langosta cortada y rehogar dos minutos. Añadir la mezcla de huevo-cebollino y cocinadlo lentamente a fuego medio hasta que esté firme, aproximadamente cinco minutos. Mientras que la tortilla se cocina, en otra cazuela calentar ½ cucharada de mantequilla y cocinar la cola de langosta durante tres minutos. Cortadla y ponedla en la parte superior de la tortilla y acabar la cocción al horno dos minutos más. Colocad la tortilla cocinada en un plato y una cucharada de la salsa restante por encima. Una tonelada de caviar sevruga por encima y servir.

Una pizza de 1.000$

Nino Selimaj, inventor de la pizza más cara del mundo

Este señor de la fotografía es Nino Selimaj, propietario y genio inventor de la pizza más cara de la historia. Este Lionel Messi de las pizzas, este Einstein de la gastronomía mundial necesitó todo un año entero de reflexión, para acabar decidiendo que los ingredientes de su pizza de 1.000$ serían quatro tipos diferentes de caviar, langosta y crema de leche que, mira por dónde, son exactaments los mismos ingredientes básicos que la tortilla de la que os he hablado antes. La pizza no sale en los menús publicados a su web, pero si vais a la versión flash y entráis en el apartado About Me, veréis que se menciona. Os dejo un vídeo donde este hombre que parece un cruce entre Al Capone y Cary Grant habla de su pizza.

Helado de 1.000 dólares en Serendipity3

Un helado cuyo precio te deja ídem

Y llegamos a los postres. Serendipity 3 es un restaurante de Nueva York conocido porque ha salido en series y películas. Allí, si se pide con 48 horas de anticipación, ya que los ingredientes vuelan desde diferentes partes del mundo, os pueden preparar un Golden Opulence Sundae, una copa de helado valorada en 1.000$. El helado se creó en el 2005 para celebrar las bodas de oro del negocio y el propietario asegura que venden como mínimo uno cada mes. Es una copa de cinco bolas de helado con vainilla de Tahití y cubiertas con jarabe de chocolate Amadei Porcelana, que pasa para ser de los más caros del mundo, adornadas con frutas confiatdas, almendras cubiertas de oro comestible, trufas de chocolate y cerezas con mazapán. Finalmente, se cubre con hojas de oro de 23 quilates y copos de oro y figuras de pasta de azúcar, que según parece pueden tardar hasta 18 horas entre hacerse y emplatarse. Pero si eso os parece ya una exageración, os quedáis cortos. O mejor dicho, se quedaron ellos, ya que un buen día decidieron crear un postre no de 1.000$, sino de 25.000$. Os dejo un vídeo de cada uno de los postres.

Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “Frikifood: Algunos de los platos más caros del mundo ( y claro… más frikies)

  1. Wonderful blog! I found it while surfing around on Yahoo News.
    Do you have any tips on how to get listed in Yahoo News?

    I’ve been trying for a while but I never seem to get there! Appreciate it

    Publicado por Issac | 26 enero 2013, 8:46

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Frikifood: La comida enlatada más frikie del mundo « Homo Gastronomicus - 4 marzo 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Homo Gastronomicus en Twitter

noviembre 2011
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

e-mail de conatco

Para culaquier sugerencia o contacto, puedes escribir a homogastronomicus@gmail.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 172 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: