Estás leyendo
Frikifood

Piña Asada Pomposa

La Piña Pomposa a la que sólo le falta la sombrillita

Sé que muchos me van a condenar a los infiernos más tenebrosos por este post. Eso si alguna de las treinta personas que de media visitan el blog diariamente llega a leer la entrada y es además fan enfervorecido de Arzak (¿sabíais que hay un restaurante que también se llama Arzak en Egipto?). Por cierto, a este ritmo de visitas, en un par de días este blog habrá llegado a la cifra de las 10.000, la cual cosa me llena de un profundo orgullo y satisfacción que diría aquel.  Pero vamos a l lío. Yo he cenado dos veces en Arzak.  De la primera ya hace diez años y de la segunda hace cuatro. La primera vez la recuerdo como una de las mejores cenas de mi vida en un restuarante de este nivel y motivó que quisera volver, además de asegurar a todo el que me quisiera escuchar que Juan Mari Arzak era a la cocina lo que Eric Clapton a la guitarra eléctrica: Dios. La segunda fue sin duda, una de las peores experiencias gastronómicas que he vivido, siempre teniendo en cuenta que hablamos de un restaurante tres estrellas Michelin. Lo mejor fue el vino. Un excelso  Artadi Pagos Viejos (no recuerdo la añada), y eso que yo no soy muy dado a los Rioja.

De esa segunda visita, que al acabar la velada me llenó de profunda tristeza, hubo diversos platos que podrían perfectamente aparecer en esta categoría que he llamado Frikifood. Recuerdo un rape al bronce, por ejemplo, que me dejó perplejo, pues no entendí porqué un rape absolutamente sensacional como aquel (como producto) había que ponerle esa capa de bronce comestible, que además de no aportarle nada gustativamente, al menos a mí, me producía un auténtico rechazo visual. Y eso es importante, porque la comida también entra por los ojos (sino, ¿por qué los chefs ponen tanto énfasis en las presentaciones de sus platos?). En cambio de mi primera visita, hace una década, recuerdo un plato memorable, la lubina con vieiras y ceniza de puerros, que su sólo recuerdo aún me hace llorar de emoción y añoranza y que a su autor le valió todos tipo de alabanzas y elogios, absolutamente merecidos.  Seguramente lo que sucedió es que yo no entré en lo que proponía Arzak con ese menú, a la vista de la algarabía y satisfacción que mostraba el resto de comensales que había esa noche en el restaurante. Estoy dispuesto a admitir eso, pero hasta que llegamos al postre que nos ocupa: la piña asada pomposa.

El ingrediente base del plato es una piña que limpia de piel, ojos y corazón,  que ha sido adobada con menta, orégano, tomillo, jengibre,  regaliz en polvo, clavos y atravesada con una vaina de vainilla. Se cocina en una parrilla de carbón. La fruta va acompañada de una piña colada que lleva 45 gr. de leche, 40 gr. de nata, ½ litro de zumo de piña, 60 gr. de ron añejo y ½ lata de Coco López. Los ingredientes se introducen en una batidora y se mezclan para obtener el cóctel. La presentación del plato consiste en la piña asada salseada con parte del combinado, y a la que acompaña un vaso al que se añade además del cóctel de piña colada, hielo seco, que a -80ºC reacciona con la proteína de la leche produciendo un desconcertante efecto burbujeante. Esta descripción del plato está sacada del blog Garbancita. I+D en mi cocina, excepto el adjetivo “desconcertante” que es mío, ya que a ella le pareció “precioso”. Nada que objetar por otra parte.

Eso ya fue demasiado para mí. Y qué nadie me acuse de no estar acostumbrado a este tipo de mordeneces. Hasta esa fecha yo ya había ido unas cuantas veces a comer a elBulli y estaba más que enterado de lo que podía ser una comida en un restaurante de “vanguardia”. Lo que pasa es que aquello no me parecía de “vanguardia”, me parecía de risa. Me resultó desagradable todo aquel humo y aquel postre que parecía un combinado sacado de alguno de estos bares pseudo hawaianos que todavía hay en Barcelona (no sé si otras ciudades tienen esa suerte). ¡ Por Dios pero, si no recuerdo mal,  hasta me lo sirvieron con una de esas sombrillitas que ponen en los cócteles tropicales ! La verdad es que no he encontrado ninguna imagen del postre con ese adorno, por lo que puede ser que mi memoria me traicione, pero juraría que fue así.

Quiero creer, y mucho me temo que no me equivoco, que Arzak no pretendía más que hacer un divertimento, un poco de playfood que creo que le salió más bien muy trashfood. No tengo nada en contra del sentido del humor en la cocina. Ni en la cocina ni en ningún lado. De hecho, soy una de las personas con más sentido del humor que conozco, modestia aparte. Pero me parece que en esta ocasión al bueno de JuaMari se le fue la olla, y nunca mejor dicho.

Aunque quizás, después de todo, este post no sea también más que un divertimento y un poco playblogging, aunque quizás me haya salido un poco trashblogging.

Anuncios

Comentarios

3 comentarios en “Piña Asada Pomposa

  1. la verdad son un pajero importante!!!!!… me detendria a explicarte el trayecto de arzak pero que mas da, la gente como vos solo va a estos lugares porque les suena de moda cenar en un tres estrellas,y despues decir fui a cenar a un tres estrellas y criticar,si tu paladar esta echo para cenar panchos(hot dogs) andate a cagar!!!

    Publicado por mauricio | 21 abril 2012, 5:23
    • Apreciado Mauricio, con insultos no se va a ninguna parte y en este blog tampoco. No necesito lecciones sobre la taryectoria de Juan Mari Arzak de alguien que desconoce la mia. Le recomiendo que vuelva a leer el artículo y quizás esta vez advierta que explico que la primera vez que cené en Arzak fue sin duda una de las mejores cenas de mi vida. Por desgracia la segunda vez no fue así y como ejemplo ese plato. Juan Mari es probablemente el mejor cocinero vasco de todos los tiempos, un personaje clave para entender la gastronomía vasca cotemporánea, pero eso no lo hace ni incapaz de cometer errores ni debe hacerlo inmune a la crítica. Siento que usted no sea una persona con el suficiente sentido del humor de la ironía. Por último agradecerle su interés en mi estreñimiento y espero que el suyo también vaya bien.

      Publicado por Albert | 21 abril 2012, 10:06

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Frikifood: La comida enlatada más frikie del mundo « Homo Gastronomicus - 4 marzo 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Homo Gastronomicus en Twitter

noviembre 2011
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

e-mail de conatco

Para culaquier sugerencia o contacto, puedes escribir a homogastronomicus@gmail.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 171 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: