Estás leyendo
General, Productos, Vinos

Disfrutar del vino es fácil si sabes cómo (1)

Si preguntáramos a un grupo de gente dispar, qué es lo que creen que es más importante para disfrutar de un buen vino, seguramente una gran mayoría de las respuestas que obtendríamos sería una cursilería del tipo hacerlo en buena compañía. Y sería una respuesta equivocada. Para disfrutar de un buen vino existen, en mi opinión, cuatro condiciones primordiales: que el vino sea realmente bueno (una obviedad, lo reconozco), que se haya embotellado, tapado y almacenado de una forma correcta, que la temperatura de servicio sea la adecuada y que la copa en la que nos lo vamos a beber sea la que mejor se adapte a las características del vino que nos disponemos a tomar, para que la experiencia sea completa. Si además, la compañía acompaña, valga la redundancia, mejor que mejor, pero si no se dan la cuatro condiciones anteriores, probablemente la experiencia no sea del todo gratificante. Obviamente, la primera de las condiciones anunciadas es la más importante, y como mayor peso tenga, o sea, como mejor sea el vino, más necesarias se hacen las otras tres.

Pues hoy me gustaría hablar precisamente de botellas, copas y temperaturas de servicio para un buen disfrute del vino. Como el tema da para hablar largo y tendido, lo voy a hacer en dos entregas. La industria alimentaria, siempre tan atenta a nuestra comodidad y felicidad, como casi siempre que toca productos nobles, ya sea el vino o cualquier otro, la acaba fastidiando. Hay que tener en cuenta que, cuando hablamos de industria alimentaria, obviamente estamos hablando de un planteamiento donde prima el rendimiento y las ventas por encima de la calidad. Y por tanto, aspectos como el marketing y hacer un producto que parezca “guay”, en el colmo de lo moderno y que entre por la vista, son muy apreciados. Aunque sean una cagada, insisto. No es que a los elaboradores de productos de calidad no les guste ganar dinero o que tengan la curiosa propiedad de poder alimentarse,ellos y sus familias, del aire, lo que pasa, en el fondo, es que son unos románticos que prefieren hacer un buen producto a un producto que se venda mucho. ¡Hay qué joderse! Así que os voy a mostrar tres cosas que un buen elaborador de vino no hará nunca, y a pesar de todo seguirá ganándose la vida.

La galería de los horrores

vinoentetra vinoenlata miniblack-11

De izquierda a derecha, tenemos vino envasado en tetrabrik, vino envasado en lata y una botella muy fashion y muy cool de cava que lleva el vaso incorporado. El vino que se envasa en tetrabrik es normalmente un vino de mesa que no acostumbra a tener mucho interés, un vino “conservado”, para decirlo de algún modo. El principal problema con el tetrabrik es que el vino está en una atmósfera inerte. El vino es un organismo vivo, y una vez en botella sigue evolucionando. En el brik, no creo. Beber vino en una lata es todo lo contrario a beber vino. En lugar de usar una copa bebemos directamente del envase, lo que se puede considerar toda una modernez, pero hay que tener en cuenta todo lo que nos perdemos: no vemos el color del vino ni podemos apreciar sus aromas. Además, si hacéis la prueba, veréis que al abrir la lata, esta emite el mismo chasquido que cuando abrimos una lata de refresco. Eso se debe a que muchas veces se usan gases conservantes durante el envasado. Por último, tenemos esta botellita de cava que va con la copa incorporada. De hecho es lo mismo que la lata, aunque el aspecto sea más amable, ya que la copa se acopla a la embocadura de la botella, no se vierte el contenido de la botella en la copa, con lo que una vez más nos perdemos los aspectos olfativos y de color del vino.

La botella no lo es todo

Así que lo mejor para disfrutar de un vino es que venga en una botella como dios manda. Pero atención, que con las botellas también hay que tener cierto cuidado. En principio el peor enemigo para un vino es el oxígeno, la temida oxidación que provoca que un vino acabe picado. El causante de la oxidación es el aire que queda en el cuello de la botella, entre el corcho y el vino propiamente dicho. Esa cantidad de aire es prácticamente igual en todas las botellas de vino, sean del tamaño que sean, pero como el contenido de vino es mayor en las botellas más grandes, la proporción oxígeno / vino es mayor en favor del primero cuanto más pequeña sea la botella, con lo cual se deduce que el peligro de oxidación es precisamente mayor cuanto más pequeña sea la botella. Es por esa razón por la que las medias botellas o los benjamines de cava, se oxidan con mayor facilidad y en botellas con muchos años,  a veces el vino está en mal estado. Los principales tamaños de botellas son los siguientes:

En principio, parece ser que la mejor relación de entre contenido de oxígeno atrapado en la botella y contenido de vino se da en las botellas de tipo mágnum. Os dejo este vídeo, como siempre del programa En Clau de Vi de TV3, donde se comentan estos mismos aspectos que acabo de explicar.

Y de momento lo dejamos aquí y en el próximo post trataré de hacer una aproximación a todo lo referente a  las temperaturas de servicio y a qué copa es la más adecuada para cada tipo de vino.

La segunda parte de este artículo, la podéis leer aquí

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Disfrutar del vino es fácil si sabes cómo (1)

  1. Es el proceso lo interesante, si desde el momento 1 ya lo dominases todo, se perderà a parte de la gracia y de la magia del invento.

    Publicado por Jada Hardman Carsuteldo | 14 enero 2012, 23:05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Homo Gastronomicus en Twitter

diciembre 2011
L M X J V S D
« Nov   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

e-mail de conatco

Para culaquier sugerencia o contacto, puedes escribir a homogastronomicus@gmail.com

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 172 seguidores

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: